Cantón

NUEVO EDIFICIO DE LA CRUZ ROJA DE DESAMPARADOS EMPEZARÁ A CONSTRUIRSE A INICIOS DEL 2017

Autor | Sección Cantón | 17 Jan, 2017

El nuevo edificio de la Cruz Roja de Desamparados empezará a construirse en los primeros meses del próximo año, según confirmó don William Guzmán, director de la entidad en el cantón.

La obra de tres pisos tendrá un costo aproximado de ¢800 millones. El primer piso será destinado al área operativa, donde se ubicarán las ambulancias, y además tendrá un amplio local comercial cuyo alquiler ayudará a sufragar los gastos de mantenimiento de la nueva edificación.

En el segundo piso se ubicarán las oficinas administrativas, personal de voluntariado, dormitorios cocina, y además el área administrativa. Y el tercer piso se destinará a oficinas, aulas de capacitación y un moderno auditorio para 70 personas que estará al servicio de los desamparadeños.

“Gracias al Colegio de Ingenieros, a su presidente don Olman Vargas que nos donó los planos arquitectónicos y estructurales y a la empresa Gama que nos donaron los planos electromecánicos es que estamos más cerca del inicio de las obras”, expresó Guzmán.

En la actualidad ya existen 488 millones de colones que servirán para que las obras arranquen. Estos fondos, confirmó Guzmán, se encuentran en la Caja Única del Estado y están a disposición de la entidad. Gracias a la gestión del miembro de la Junta Directiva de la Junta de Protección Social, Neptalí “Talí” Fallas, y a un grupo de políticos desamparadeños, la institución benefactora donó un 0.6% de las ganancias de la lotería exclusivamente para que Desamparados tuviera un nuevo edificio.

La segunda etapa del proyecto, antes de la construcción, consiste en solicitar todos los permisos de las instituciones. El director de la Cruz Roja de Desamparados destacó que será un edificio clase A, que llevará una toma de agua de seis mil litros así como paneles solares que les permitirán minimizar los gastos eléctricos.

“Muy pronto saldrá la licitación para designar a la empresa constructora. Queremos que sea una empresa de renombre que nos garantice un edificio de calidad. Además mejoraremos la imagen del cantón con una estructura moderna pero lo más importante es que el voluntariado y los trabajadores permanentes se sientan orgullosos del lugar donde laborarán y por ende brinden un mejor servicio a todos los desamparadeños”.

Una nueva ambulancia

Mejorar los servicios. Ese es el objetivo con el que Guzmán vislumbra una nueva etapa para la sede de Desamparados que en agosto del 2017 cumplirá 60 años de salvar vidas. “Estamos también cerca de concretar el mejoramiento de la parte operativa mediante el financiamiento de una nueva ambulancia”, resaltó.

Actualmente funcionan dos unidades en el día y una en la noche; se busca pasar a tres diurnas y dos nocturnas además de que siempre ande la dupla de conductor y socorrista, algo que no sucede en la actualidad.

La Cruz Roja del cantón realiza actividades constantes para sufragar sus gastos mensuales tales como bingos, rifas, ventas de tamales, entre otras. En este momento se encuentran buscando un lugar donde la sede funcione temporalmente durante los siete u ocho meses que se proyecta dure la construcción del inmueble.

Como otra consigna que tiene la sede de Desamparados, se procura comprar un nuevo carro de rescate, usado para atender vuelcos, accidentes, inundaciones y deslizamientos. El actual no permite cargar todo el equipaje que requieren los socorristas en momentos específicos.

“Quiero agradecer a todo nuestro grupo de apoyo, a la Comisión Pro Edificio que han venido trabajando para que muy pronto sea una realidad. Hace 60 años se construyó la sede actual y queremos dejarle a las futuras generaciones un moderno y completo edificio para otras seis décadas”, concluyó Guzmán.